PRIMER FESTIVAL DE POESIA Y…HASTA LÁGRIMAS.
Bailaron, cantaron, saltaron, declamaron y de alegría y emoción hasta lloraron.
Medio día. 25 octubre 2013. Rostros sonrientes del ayer hoy y siempre. Hombres y mujeres que apenas hace pocos días deambulamos por la vieja, nuestra vieja y adorada Managua. Las nieves adornando las sienes de esos buenos hombres, el cabello de ángel haciendo más perfecta la belleza de las muchachas de ayer hoy convertidas en alegres abuelas y siempre muchachas. Un inusual encuentro señalando que a partir de la fecha queda instaurado el Festival de Poesía “Rubén Darío” del Adulto Mayor. Este primer Festival del Círculo Literario del Adulto Mayor –CLAM- fue dedicado al doctor y poeta Luis Vega Miranda un amigo del ayer que continua compartiendo su poesía en estos tiempos de sabiduría.
La Sala Mayor de la biblioteca Alemana-Nicaragüense pequeña para tantas personas coincidentes en el tema de la poesía. Nuestro Rubén sigue uniéndonos e inspirándonos. Mencionar a los presentes sería lo ideal, pero son tantos y tantas que no concluiría fácilmente, mejor centrémonos en una pequeña muestra. Eduardo Lopez Meza, hombre historia, la mejor voz del país, el tanguero, el gardeliano por excelencia cuyo timbre se escucha en el acetato sin variar ese singular acento hecho poesía, Hugo Hernández Oviedo, correcto, el primer actor nacional, ese mismo que filmó la película “Milagro en el Bosque”- vida de Santo Domingo de Guzmán-, cuya trayectoria en el arte de las tablas lo llevó a alternar con lo mejor del México lindo y querido. La voz de Hugo aun posee el timbre del chavalo de hace cuarenta años. Continúan siendo jóvenes, lo ponen al descubierto el propio trajinar cotidiano en el teatro, canto y poesía.
Guillermo Mejía Baltodano el hilo conductor de esta realidad llamada abreviadamente el CLAM. El Círculo Literario que alberga en su corazón a hombres y mujeres que continúan haciendo teatro, canto, poesía, poemarios. Invitados especiales y cantos en ruso, sin marginar al Jilguero Mayor-Don Camilo Zapata- que se hizo presente en la voz de Carlos Valle Vallecillo a quien no mirábamos desde los tiempos de Radio continental en 1976. Pausado para caminar, seguro de sí mismo y el abrazo no se hizo esperar acompañado de mucha emoción y gratos e ingratos recuerdos. La guerra tema infaltable y detestable, esa que nos unió a muchos y nos separó a tantos y tantas de nuestras propias familias. No quiero la guerra.
“Los Sordos” una adaptación de teatro impulsada por Hugo Hernández Oviedo fue puesta en escena. Un elenco novedoso de hombres y mujeres que ayer soñaron con hacer teatro, hoy lograron su objetivo y… ¿qué mejor de la mano de Hugo? Una carpa y pequeña resultó para tantos amantes del arte. Por algún rincón surgieron los bocadillos deliciosos y el ceviche hecho por manos dadivosas, buenas manos, santas manos curtidas por el tiempo escribiendo poesía.
Baile de nuestro folklore, bellas y hermosas damas con su vestido típico, nuestro orgullo nacional, se robaron la atención y corazón. Esos pases de nuestro piano indio, esa sonrisa india en el rostro de una linda mujer que pequeña le resultó la pista cuando se deslizaba magistralmente haciendo el deleite de los presentes.
En la mesa central el sereno doctor, presbítero y poeta Luis Vega Miranda sonreía, sonreía y sonreía con esa singular serenidad de su auténtica personalidad. Dedicatorias para los amigos, amigas, todos fusionados a través de la poesía.
Jóvenes y hasta niñ@s recordaron al Gran Rubén a través de los poemas emblemáticos de nuestro Bardo que jamás nos abandonó. El ambiente siempre estuvo impregnado de Rubén, de su poesía, de su inmortal obra, también, orgullo nacional.
Bebimos, comimos, nos reímos, recordamos tantas cosas, detalles de nuestras largas vidas sintetizadas en un poema de amor. En un verso lleno de vida. En un adulto mayor bailando, cantando y mostrando lo feliz que se puede ser cuando pasan los años y perdura el vivificante deseo de vivir la vida a plenitud.
¡VIVAN LOS ADULTOS MAYORES! ¡VIVA LA SABIDURIA DE LOS TIEMPOS! ¡VIVA LA POESIA! ¡VIVA EL CLAM! ¡VIVA EL AMOR!
Henry Briceño
San Rafael del Sur
Octubre 28 del 2013